¿Qué es el hormigón impreso?

Es un técnica de pavimentación en la que, partiendo de superficies de hormigón fresco, se consigue un revestimiento superficial continuo, resistente, duradero, con distinta apariencia debido a los moldes de neopreno utilizados y con una amplia gama de colores.

El hormigón impreso tiene agradables texturas y estampado que consigue atractivos diseños, tales como pizarras, adoquines y losetas, capaces de reemplazar a los pavimentos convencionales con numerosas ventajas.  El estampado puede imitar piedra, madera, pizarra, baldosas etc. Ver más moldes.

Características.

Sus principales características son su durabilidad y la gran resistencia a las inclemencias meteorológicas.

También es resistente a las grasas, aceites, ácidos y agentes similares.

Otra muy importante es su limpieza, tan sólo es necesaria agua sin añadirle ningún producto especial.

No dude que es una inversión que se verá compensada por largo tiempo.

El hormigón impreso es válido tanto para interiores como para exteriores, siendo en esta última donde tiene mayor funcionalidad.

El hormigón impreso es la solución ideal para diseñar paisajes urbanos adaptados a cualquier ambiente: plazas, parques, zonas recreativas, calles peatonales de urbanizaciones, patios, aparcamientos, jardines, caminos, rampas de garajes y otras zonas de tráfico  y al ser antideslizante se puede poner también en las zonas de circulación peatonal de las piscinas.

No necesita mantenimiento, y esto es una de las cosas que le diferencian de otro tipo de solados, hormigón impreso es el complemento ideal para su chalet. Los escalones quedan perfectos. En calles y aceras se crean unas combinaciones geniales, adaptándolas al tráfico rodado. En parques se juntan espacio y creatividad, resultando un acabado muy diferente.